Berlin recuerda la "Fabrik-Aktion"

Esta semana se conmemora en Berlín el 70 aniversario de la "Fabrik-Aktion", una operación violenta organizada por la Gestapo que tuvo lugar el 27 de febrero de 1943 en la ciudad y por la que miles de trabajadores forzosos judíos fueron apresados y posteriormente llevados a campos de concentración para acabar finalmente en el campo de exterminio de Auschwitz.
En Berlín había por aquel entonces veintisiete mil judíos, en su mayoría destinados obligatoriamente en fábricas de armamento, que sufrirían ese día la gran redada.
 
Bild: ©HOLABERLIN
En aquellos días, varios edificios pertenecientes a la comunidad judía fueron utilizados como lugares de reclutamiento previo a las deportaciones. Tal fue el caso de la sede de la Administración Social que por aquel entonces estaba situada en la Rosentraße 2-4 y donde fueron a parar más de mil de estos trabajadores, hombres en su mayoría. Muchos de ellos estaban casados con mujeres no judías y por ello  habían sido considerados judíos mixtos, condición que les libró hasta entonces de las deportaciones. A partir de 1943 ya nada les salvaría de las persecuciones. 
Las esposas valientes, clamando la liberación de sus maridos, se fueron congregando tras las detenciones en la calle frente al edificio. Fueron muchas horas las que, pese al frío y al peligro que corrían, apuntadas con las armas de las SS, resistieron y protestaron hasta que consiguieron que soltaran a los hombres. 
 
Esta semana se recuerda, asimismo, la valiente protesta de mujeres en la Rosentraße, donde de forma espontánea tuvo lugar una demostración que a día de hoy sigue siendo considerada la única de la historia del nacionalsocialismo que tuvo éxito. En el lugar donde esto sucedió pueden encontrar un memorial, llamado "Bloque de las Mujeres", erigido por Ingeborg Hunzinger en 1995. Precisamente la autora, hija de un matrimonio mixto, huyó de Berlín en 1939.   
 
Uno de los lugares asaltados y clausurado definitivamente el día de la Fabrik-Aktion fue el taller de Otto Weidt, un señor no judío que se dedicaba a la producción de escobas y cepillos. Situado no muy lejos de la Rosentraße, el pequeño taller sirvió de salvación para una treintena de judíos a los que dio trabajo (en especial, a ciegos y sordos), dio escondite e incluso a varios les consiguió identidades falsas para poder huir. Hoy el lugar alberga un pequeño museo donde se recuerda su historia. 
Si bien la ciudad entera se vio sacudida por esta acción, una de las zonas que más sufrió los ataques fue la que se conocía popularmente como Scheunenviertel (barrio de los graneros) por ser el lugar donde se congregaba la mayor parte de la comunidad judía antes de la llegada del nacionalsocialismo al poder. Con tintes de gueto dada la gran densidad de población judía que allí había, el barrio se caracterizaba a principios de siglo XX por ser eminentemente artesanal y comercial. 
 
Bild: ©HOLABERLIN
 
Hoy en día el barrio es famoso por sus patios, su ajetreo comercial, por su aire bohemio cargado de galerías de arte y de restaurantes para todos los gustos. 
En todos estos y otros puntos de interés histórico en relación con la vida de la comunidad judía en Berlín paramos y comentamos en nuestro Tour Barrio Judío
 
Para los interesados en saber cuáles son algunas de las actividades propuestas para estos días aquí tienen un PROGRAMA
Nosotros destacamos para usted la siguiente actividad propuesta por el Instituto Cervantes de Berlín:
 
 
18: 30 h
Proyección en el Instituto Cervantes, Rosenstraße 18, 10178 Berlin

Saludo
Cristina Conde de Beroldingen Geyr, Directora del Instituto Cervantes en Berlín
Proyección de la película Rosenstraße
D/NL 2003, 135 Min, D: Margarethe von Trotta
 
Paloma Lirola para HOLABERLIN

Añadir nuevo comentario